sábado, 25 de julio de 2009

Remedios para la impotencia

 
 

Sent to you by Gonzonet via Google Reader:

 
 

via Natura Sapiens by N.Sapiens on 7/25/09

Impotencia Podemos definir la impotencia masculina o disfunción eréctil como la incapacidad para lograr o para mantener una erección el tiempo suficiente para completar una actividad sexual de forma satisfactoria y llevar a cabo el coito.

La impotencia es un grave problema para quien la sufre y para las relaciones de pareja de dicha persona. Existen una serie de factores de riesgo que pueden favorecer la impotencia y la disfunción erectil como por ejemplo la diabetes, hipertensión arterial, consumo de tabaco y alcohol, niveles altos de colesterol, el consumo de determinados fármacos y la depresión.

Causas de la impotencia

Las causas que producen con más frecuencia problemas de disfunción erectil son:

  • Enfermedades como la diabetes, la hipertensión arterial, afecciones cardíacas y de la tiroides, mala circulación, depresión o trastornos neurológicos (como esclerosis múltiple o enfermedad de Parkinson). El pene no es capaz de acumular la sangre necesaria para que se produzca una erección, normalmente porque no llega en suficiente cantidad o llega pero no se retiene.
  • Medicamentos: Existen una serie de medicamentos para la presión arterial, para el corazón, algunos medicamentos para tratar las úlceras pépticas, pastillas para dormir y antidepresivos que tienen como efecto secundario la disiminución de la capacidad para tener una erección.
  • Daño a nervios a causa de cirugía de la próstata.
  • Consumo de nicotina, alcohol o drogas.
  • Mala comunicación con la pareja. La impotencia psicológica es una realidad. En la vida de pareja y en las relaciones sexuales la comunicación soluciona muchos de los problemas que pueden producirse por causas psicológicas.
  • Sentimientos repetitivos de duda y fracaso o comunicación negativa que refuerza los problemas de disfunción erectil.
  • Estrés, miedo o ansiedad pueden provocar impotencia.

La disfunción erectil es un problema aparece habitualmente con el envejecimiento ya que es el momento en el que mas factores pueden coincidir y propiciar la impotencia, factores como las enfermedades cardíacas, mala circulación sanguinea, diabetes, así como la toma de medicamentos. Pero puede aparecer a cualquier edad y evidentemente también pueden afectar a los hombres jóvenes. La impotencia juvenil o disfuncion eréctil en jóvenes se suele producir en mayor medida por causas psicológicas o de toma de drogas y alcohol.

Síntomas de la impotencia y diagnostico.

Cuando aparecen síntomas de impotencia, el diagnostico de la disfunción erectil debe apoyarse siempre en la historia clínica del paciente y en la realización de una serie de pruebas dirigidas a la búsqueda de alguno de los factores que ya vimos en las causas de impotencia (diabetes, hipertensión, etc) y también en la realización de una entrevista en la que podremos ver si hay factores psicológicos (miedos, ansiedades, etc). Recabar toda ésta información en cada caso particular es muy importante para determinar cual es el mejor tratamiento para la impotencia y encontrar solución para la disfunción erectil.

Tratamiento de la impotencia.

La modalidad del tratamiento para la impotencia viene dictada por el problema específico que causa la impotencia (psicológico, medicamentos, problema arterial, etc) con lo que el primer paso es identificar la causa, si es posible, y luego intentar la solución para la impotencia más sencilla y menos arriesgada. En síntesis, las distintas alternativas terapéuticas incluyen una o varias de las siguientes:

  1. Reducir los medicamentos que causan impotencia, como algunos antidepresivos, diuréticos y betabloqueantes…
  2. Cambiar los hábitos de vida que afectan a la salud de las arterias y venas como son dejar de fumar, moderar el consumo de alcohol y de grasas, hacer algo de ejercicio y aprender a relajarse.
  3. Tratamiento hormonal para la impotencia. Necesario cuando la impotencia viene originada por un problema hormonal. Se administra en forma de parches, píldoras o inyecciones.
  4. Psicoterapia independientemente de la causa de la disfunción erectil. Se recomienda para todos los pacientes alguna forma de terapia psicológica, conductual, sexual o de combinación, generalmente asistidos por su pareja.
  5. Medicamentos orales. Los métodos actuales son la terapia con medicamentos que mejoran el flujo en el pene facilitando su erección, entre ellos están: Sildenafil (Viagra), Vardenafilo (Levitra), Tadalafilo (Cialis).
    Los efectos secundarios de éstos medicamentos son parecidos: cefaleas, diarreas, malas digestiones, dolor de estómago, fotofobia y alucinaciones de colores en la visión, mareos, rubor facial, en más o menos intensidad. Siempre se debe de tener cuidado en pacientes con cardiopatías hipertensos y con tratamientos con nitritos o con betabloqueantes.
  6. Dispositivos de aspiración (vacío). Colocación del pene en un cilindro plástico hermético; donde se crea a continuación un vacío, lo cual causa que la sangre fluya hacía el pene. Después se asegura una banda alrededor de la base del pene para retener la erección, y el cilindro se retira. La falta de espontaneidad de este método es el inconveniente principal.
  7. Implantes de prótesis. Los implantes están siendo empleados actualmente para el tratamiento de la impotencia; todos ellos deben ser implantados quirúrgicamente: Implantes hidráulicos, prótesis e implantes plásticos hinchables. Aunque muchos pacientes se han beneficiado de la cirugía del implante, éste es un procedimiento irreversible; el tejido eréctil se lesiona de forma permanente cuando se implantan estos dispositivos. En el momento actual ha caído en relativo desuso, a expensas de métodos menos arriesgados y menos costosos.
  8. Cirugía vascular. Para los hombres cuya impotencia es causada por problema de las arterias o las venas del pene, la cirugía vascular puede ser una opción. Se practican dos tipos de operaciones:
    • Cirugía de revascularización (anastomosis): Conexión de una arteria de la pierna con las arterias del dorso del pene,desviando cualquier bloqueo y aumentando el flujo sanguíneo.
    • Ligadura venosa: se realiza cuando el pene no puede almacenar una cantidad suficiente de sangre para mantener una erección. Se atan o extirpan las venas que están causando un drenaje excesivo de sangre del pene.
  9. Afrodisíacos y tratamientos alternativos para la impotencia. Los afrodisíacos son sustancias que supuestamente aumentan el impulso, el deseo y el desempeño sexual. La leyenda ha atribuido cualidades afrodisíacas a alimentos como los chiles, el chocolate, el regaliz, la manteca, las anchoas, las ostras y las vieiras. El "Spanish fly", o cantaridas, hecho de escarabajos secos, es el afrodisíaco más "famoso" y es particularmente inútil, peligroso y nocivo.

En otra ocasión hablaremos de algunos remedios naturales para la impotencia que tradicionalmente se han utilizado para el tratamiento de la disfunción erectil.

Nota: Este artículo fue escrito originalmente por N.Sapiens en el blog NaturaSapiens.com, si lo estás leyendo en alguna otra parte, probablemente ha sido copiado sin permiso de su autor.

Puedes leer la entrada original en el siguiente enlace: Remedios para la impotencia

Visita NaturaSapiens.com para leer otras noticias similares sobre salud, mujer, sexualidad, vida sana, remedios, consejos, dietas y mas.


 
 

Things you can do from here:

 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada